Proyecto 2030
Proyecto 2030 Autoliberación 1 Autoliberación 2 Proceso disciplinario Contacto
Comunicados Videos Materiales Calendario Silo.net
política - apolítica
     

“Con un enfoque violento de la violencia, no resultará la paz”. Silo

La situación actual que vive nuestro país es demasiado alarmante, porque hemos perdido la capacidad de asombro ante tanta violencia y degradación hacia el ser humano. Decimos alarmante porque pareciera normal encontrar cuerpos descuartizados, personas colgadas en los puentes, feminicidios donde las mujeres no sólo mueren sino también son ultrajadas; la salud, educación, vivienda y la cultura cada día están más en manos privadas, los salarios que ni siquiera alcanzan a cubrir la canasta básica son otra forma de violencia. Ahora le sumamos la represión que ejerce el gobierno ante la población que sale a exigir sus derechos y hacerse escuchar ante los oídos sordos de los “gobernantes”.

Es fácil pensar que la violencia es una herramienta útil para construir un mundo mejor pero la historia nos demuestra todo lo contrario, durante miles de años hemos optado en su mayoría por la violencia y se confirma que esta forma mental no funciona. ¿Quizá llegó el momento de optar por la no-violencia para construir lo nuevo? A lo mejor se necesita una nueva cultura de la no-violencia, acciones diferentes, porque la actual lucha por tener razón, por demostrarse como víctima y exhibir a los otros como “los malos” solo se eterniza en una lucha sin fin, en la cual se utiliza de los dos lados la misma metodología.

Por estos motivos repudiamos los diferentes tipos de violencia que se están ejerciendo sobre las poblaciones como es la física, religiosa, económica, psicológica, sexual, etc.

Bien dice Silo en el libro Cartas a mis amigos “Los malos de hoy son personas con muchos problemas y una gran avidez, pero en todo caso incompetentes para orientar procesos históricos que claramente escapan a su voluntad y capacidad de planificación”.

Los humanistas pedimos que se  reoriente este proceso histórico social, poniendo como valor central al ser humano, instalando una metodología de la no violencia activa y democracia real ya!

La violencia venga de donde venga es condenable, los gobiernos y líderes que la promueven deberían renunciar y dejar a otros la solución, pero no somos ingenuos, sabemos que sólo buscan su beneficio personal.

Por eso proponemos empezar a construir un mundo mejor desde la base mínima en el trato interpersonal, tratar a los demás como queremos ser tratados y llevar los valores de la democracia real a nuestras interacciones diarias en la casa, con nuestros vecinos, familia, centros de estudio o trabajo, esto sólo depende de nosotros, de la gente sensata que dice ya basta y no sólo denuncia sino que toma la solución en sus manos.

Si cambias tú cambia el mundo.

1 de Julio 2016